¿Crees en el dicho popular de “contigo pan y cebolla?

¿Consideras que es posible tener estabilidad en tu relación sentimental?

Muchos estudios han puesto de manifiesto que, hoy día, las personas no creemos en el amor eterno. Existen muchos motivos que nos hace tirar la toalla a la mínima contrariedad. Desde el alto grado de exigencia que hoy día tenemos, pasando por el nivel de estrés al que estamos sometidos, hasta la libertad afectiva y sexual que existe hoy en día.

A pesar de esta generalidad, algunos seguimos convencidos que es posible mantener una relación de pareja estable y definitiva basada en unos principios que quiero compartir contigo.

Principios básicos para construir y mantener una relación sentimental feliz estable:

Uno de los puntos más importantes es no crearse altas expectativas sobre la pareja. No debemos esperar que nuestr@ compañer@ resuelva nuestras carencias y debilidades o nos aporte el equilibrio
No es suficiente con el amor y el cariño que ha existido y se ha demostrado inicialmente. La relación se construye día a día, cuídala!
Trata a todo el mundo como te gusta que lo hagan contigo, especialmente a tu pareja. En este punto me refiero al respeto, en el cual incluyo la fidelidad. Tú has elegido a tu pareja, nadie te obliga a estar con ella así que trátatal@ como merece, con cariño y respeto.
El comportamiento que se tiene durante esa etapa de obnubilación febril del noviazgo o enamoramiento es difícil que se mantenga en el tiempo. Sin embargo, ésta se transforma en un amor más equilibrado que puede seguir manteniendo una gran pasión e ilusión. Da lo mejor de ti, invierte tiempo en tu pareja, comparte ilusiones, planes y objetivos,… Esto es lo que hace que se mantenga viva toda relación.
A pesar de las distintas circunstancias que atraviesan las relaciones, éstas deben ser beneficiosas. Cuida, escucha y mima a tu pareja, haz que se sienta querid@. El balance general debe ser positivo. No se puede vivir de lo que te enamoró de esa persona, has de disfrutar día a día de lo que e mantiene enamorad@.
Debemos tener presente que en toda pareja existen etapas, y es normal que existan periodos de crisis. Pero esto no debe alarmarnos pero sí ponernos alertas. Estos son un magnífico momento para aprender de ello y comprender mejor a tu pareja. Tenemos que analizar qué está pasando, reflexionar sobre ello y dar un nuevo impulso en la relación. Las crisis bien encauzadas ayudan a que exista una mayor unión en la pareja.

Las Crisis bien encauzadas ayudan a un mayor acercamiento y unión en la pareja

Es de suma importancia para la salud y bienestar de la pareja que exista libertad para expresar nuestras emociones y sensaciones; los momentos de decepción, dudas, vacío… para dar a la otra persona la oportunidad de comprendernos y, en caso de ser posible, aumentar la aparición de mociones positivas y disminuir las negativas.
Ha de existir una sensación de que la relación está en equilibrio, sensación de reciprocidad y complicidad. Ninguno de los integrantes ha de tener la sensación de poner más en la relación, y la si la tiene, no debe suponer un problema.
No esperes a que tu pareja adivine lo que quieres o lo que te ocurre, es tu pareja, no un vidente. Expresa lo que te preocupa y lo que deseas realmente, sólo así podrá saber lo que quieres y te gusta y tratar de dártelo.

Sólo con una buena comunicación puede haber un entendimiento

Si realmente amas a tu pareja, da todo de ti. No esperes recibir algo para dar tú algo a cambio. De este modo, te sentirás tranquil@ por haber hecho todo lo que estaba en tu mano para que la relación funcione, si no lo hace no será por falta de entrega. Si no lo haces y vuestra relación no funciona, aparecerá la sombra de la duda y la culpa.
No te despreocupes. Cuídate como lo hacías al principio para gustar a tu pareja. No descuides tu aspecto físico: tu forma de vestir, peinarte, perfumarte,… incluso si estás en casa asegúrate de estar aparente.
Huye de la rutina. Utiliza esa prodigiosa imaginación para hacer que un día más se convierta en un día especial. Deja una nota diciendo lo feliz que te hace, prepara una cena romántica,…
Acaricia a tu pareja, bésal@, abrázal@, siéntel@… El contacto físico es muy importante en la relación pues transmite tus sentimientos y es una manera de sentirte más cerca de tu amad@ y de que también te sienta a ti.
Escucha a tu pareja, no pienses que ya lo sabes todo ni que siempre llevas razón. Con ello: le comprenderás mejor, evitarás discusiones y malos entendidos y es posible que aprendas algo nuevo.
Reflexiona de vez en cuando sobre vuestra relación, cuál es su dirección, cómo es tu comportamiento, si te sientes bien, hay algo que te preocupa, desearías que algo fuera de otro modo… Esto te ofrecerá una visión objetiva de tu relación, sentimientos, emociones… y manejar las situaciones de un modo calmado sin esperar a que surja algún conflicto para hacerlo.
No abuses de la televisión ni del ordenador. Estos son una sepultura para la relación, a no ser que podáis intervenir los dos. El estar muchas horas frente al ordenador y/ la televisión impide que compartamos un tiempo de calidad con nuestra pareja y por ello poco a poco se produzca un distanciamiento.

Si tu situación requiere una ayuda más personalizada, no dudes en contactar conmigo.

Elena Calvo

Tu Love Coach

contacto@helenacalvo.com

www.helenacalvo.com

Deja un comentario