Entrevista para slang.es como Psicóloga Experta en Temas Sentimentales  y Emocionales

 

Está técnica de seducción es muy popular entre los miembros de las comunidades de seducción: subculturas de hombres que se esfuerzan por mejorar el éxito sexual con las mujeres; agentes de citas que dan consejos en foros, blogs, webs e incluso en ¡libros! sobre cómo llevar a cabo trucos como el negging, también llamado toque negativo o cumplido ambiguo. ¿Y qué es exactamente esto? La definición original nos la ofrece Mystery –que no Misery-, gurú de la seducción e inventor de tal execrable estrategia. Y dice así:

“Comentario negativo hecho con sutileza que hace bajar la guardia a un objetivo y la lleva a cuestionarse su propio valor, aumentando tu valor relativo”.

En otras palabras: lanzar un comentario que ataque la autoestima de la chica, pero disfrazado de cumplido inocente.

Ejemplos prácticos de negging: “La blusa que usas está genial, la he visto tres veces hoy, está de moda, ¿no?”, “Tienes la cuarta sonrisa más bonita que he visto esta noche” o “Eres muy guapa, ¿sabes? Estoy seguro de que los tíos todavía te entran un montón, ¿a que sí?” (a una mujer que ya tiene unos añitos respecto del individuo).

 

seductor

  • Como psicóloga, me gustaría que pudiera hacerme una pequeña valoración de esta técnica de seducción. ¿Qué le parece?

 

Las técnicas de seducción, en general son un arte, son una forma de encandilar al otro utilizando la estrategia adecuada para cada persona. Y esto se consigue identificando las necesidades del otro o sus debilidades. Se trata de juegos psicológicos en los que la creatividad es un plus.

Los “Negging” como técnica de seducción posiblemente pueda conseguir los resultado esperados de conquistar a la persona en cuestión, sin embargo tiene grandes limitaciones pues es un “gancho” al que no todo todos estaríamos dispuestos “picar” pues no todas las personas entrarían en ese juego.

Considero que cuando una persona se fija en otra es porque le ha atraído alguna cualidad, por lo que no le veo mucho sentido que primero derribe para luego construir para darse más valor, a no ser que tenga algún otro de objetivo oculto, consciente o inconsciente.

 

  • Tener que echar lo que (a mi juicio) son piropos envenenados a una chica para ‘conquistarla’ se me antoja algo soez y machista. No sé qué opinión tiene de esto. ¿Cree que los hombres que utilizan estos ‘negging’ para ligar pueden tener algunos rasgos comunes? ¿Inseguridad, por ejemplo?

Por lo general, sin entrar en casos particulares, las personas que utilizan este tipo de técnica para seducir, tienen poca resistencia a la frustración y tienen más dificultades en aceptar el rechazo, lo que nos llevaría a pensar en inseguridad.

Pero no podemos olvidar que pueden ser otro motivos más banales lo que lleva  a este tipo de práctica, sin duda, nada acertadas:

  • Por ser una moda
  • Por hacerse el gracioso y tener mayor aceptación en el entorno de amigos
  • Porque es más sencillo y requiere menos esfuerzo y creatividad
  • Y aunque nada banal, porque al colocar al otro en situación de inferioridad, da más valor a lo que dice y así salo fortalecido. Es decir, un “efecto taburete” pisarte para yo dar la sensación de estar yo por encima.

Sea cual sea el motivo, lo que es evidente es que son personas que no tienen empatía ni sensibilidad hacia la otra.

Por su parte, la persona que entra en este juego, también suele mostrar unos rasgos de inmadurez y/ inseguridad

seductor II

  • ¿Aconsejaría esta técnica? ¿Qué otras técnicas de seducción podrían ser sustitutivas de esta?

Rotundamente NO la recomiendo porque, lejos de ser gracioso, puede herir la sensibilidad de la “personas objetivo de conquista” y sentir que se está burlando de ella, lejos del objetivo perseguido. En casos graves de una personalidad más sensible puede deterioras su autoestima.

Yo apuesto por técnicas más sutiles y enriquecedoras para ambas partes en las que se puede exponer los aspectos por los que se siente atraído de un modo natural y sobre todo creativo.

El consejo sería tratar de hacer sentir bien al otro pues cuando una persona siente que nos gusta algo de él o ella, se produce un cambio en su mente que te permitirá te seguir desplegando tus encantos y sin este punto no habría nada que hacer.

 

  • ¿Las técnicas de seducción de verdad se aprenden o surgen como algo espontáneo?

Depende, hay personas que llevan un seductor innato y saben llegar a la gente. Son personas muy empáticas y sensibles que siempre tienen la palabra adecuada en cada momento. Suelen ser personas muy seguras de sí mismas,  muy creativas y positivas.

Sin embargo, como toda técnica, se puede aprender o mejorar con la práctica pero una condición imprescindible es tener una autoestima adecuada, ni excesivamente alta ni excesivamente baja.

 

Los comentarios están cerrados.