¿Por qué nos cuestionamos tanto dejar una relación cuando no somos felices en ella?

dejar-una-relacion

Del mismo modo que cuando acercamos la mano en el fuego el hecho de quemarnos es un aviso de que debemos alejarnos, el sufrimiento o dolor emocional es también un indicativo de que debemos distanciarnos de esa situación que nos lo provoca.

 ¿Por qué hacemos caso al dolor físico para dejar de hacer lo que nos causa dolor y no lo hacemos cuando se trata del dolor emocional?

La respuesta es “Por nuestros miedos”

 

Nuestros miedos son los máximos culpables de nuestra desdicha y estancamiento. 

 

Siempre tratamos de tener todo controlado, de saber que podremos reaccionar satisfactoriamente y manejar la situación. Sin embargo, cuando estamos ante una situación en la que no sabemos lo que va a pasar, nuestro hemisferio izquierdo o racional se dispara y empieza a elucubrar mil historias, normalmente pesimistas, sobre las posibles cosas que pueden ocurrir.

De este modo, cuando una relación está llegando a su fin y cada vez se hace más insostenible para una o los dos integrantes de la relación, nuestra mente nos juega muy malas pasadas. En nuestra mente se mantiene una constante lucha entre el “adelante “y el “no te precipites”.  

Es como si tuviéramos al angelito y demonio de los comics a cada lado de nuestra cabeza:

– Por una parte, sabemos que debemos dejar la relación puesto que el malestar supera al bienestar.

– Por otra parte, empiezan a aparecer los siguientes pensamientos:

¿Seré yo culpable de que la relación no funcione?

¿Estoy exagerando?

¿Quizás esté esperando o buscando algo que no existe?

¿Y si no encuentro algo mejor?

¿Y si me quedo sol@ para siempre?

¿Podré enamorarme de nuevo?

¿Encontraré a alguien que se enamore de mi?

¿Soy realmente una mujer/un hombre interesante?

¿Dónde voy yo ahora con esta edad?

¿Con quién saldré ahora si todos mis amigos están casados/emparejados?

¿Cómo hago para conocer a otras personas?

Qué pereza ahora comenzar de nuevo con alguien

Con la edad que tengo es muy difícil congeniar con alguien Nadie busca pareja estable……

 

Y una gran cantidad de preguntas y afirmaciones que al fin y al cabo no son más que “excusas” para no tomar una decisión por miedo.

 

Si no eres feliz en tu relación, debes dejar de buscar excusas y buscar motivos.

 

Aplazar una decisión que, sabes que es adecuada, no te llevará más que a sufrir innecesariamente cuando al final tendrás que tomar igualmente la decisión.

Hay un tema que me resulta especialmente llamativo entre las excusas, para no asumir el cambio, y es que a partir de los 25 años aproximadamente, juzgamos que somos mayores para iniciar una nueva vida.

 

¡Nunca es tarde para darse la oportunidad de ser feliz!

 

Da igual la edad que tengas y si eres hombre o mujer, lo importante es que seas feliz y disfrutes la vida. No hemos venido aquí a penar sino a disfrutar y tratar de hacer felices a los demás.

¿Por qué no cambias esos pensamientos negativos en otros positivos? 

libertad

He hecho todo lo posible por salvar la relación pero no ha funcionado, es una persona estupenda pero merecemos una oportunidad ambos.

He dado muchas oportunidades pero ahora he de dármela yo.

No sé si existirá lo que deseo pero lo que no deseo es seguir sufriendo

Posiblemente no encuentre a alguien más guap@, extrovertido, alegre,… pero seguro que tiene otras cosas que me hacen más feliz

Si no conociera a nadie de quien enamorarme, al menos estaré tranquil@ y no lo pasaré mal.

Disfrutaré de mis amistades, familia y de las cosas que me gustan

Hasta que no de el paso de terminar la relación no podré enamorarme de nadie.

Hay que cerrar puertas antes de abrir otras pues de lo contrario no estaré preparad@

Soy una persona con ganas de disfrutar de la vida, con ganas de amar y ser amad@ ¿por qué no voy a serlo y conseguirlo?

Es una excelente oportunidad para conocer gente nueva, mis amistades están emparejadas puesto que yo también lo estaba y buscaba personas en la misma situación pero ahora me apuntaré al gimnasio, algún curso de algo que me guste, reuniones interesantes, grupos de actividades,… y conoceré gente nueva con la que divertirme

Ahora que soy más adult@ será mucho más fácil identificar a las personas afines a mi

No voy a buscar nada, simplemente me repondré de la separación y trataré de encontrar mi equilibrio de nuevo y dejaré que la vida me sorprenda.

Si estoy bien atraeré cosas buenas.

Lo más importante ahora es que yo esté bien….

Recuerda:

 

No importa donde esté físicamente sino donde está tu mente

 

No te preocupes si estás donde no deseas, lo importante es que tu mente esté enfocad@ en dónde quiere estar.

Si deseas ser más feliz porque ahora no lo eres, ves tomando pequeñas decisiones que te acerquen a ello y te alejen del malestar.

Abre tu mente y enfócala allí donde desees estar.

A partir de ahora, cuando veas que tu mente se enfoca en lo negativo, analiza lo que estás pensando, la veracidad de ello y modifícalo por aquello que te lleva a lo que realmente deseas. Es decir, sustituye los primeros pensamientos por estos últimos, te ayudará a tomar la mejor decisión para tu vida.

 

Haz consciente lo inconsciente y enfoca tus pensamientos en aquéllo que deseas. No te dejes llevar por tus miedos sino por lo que quieres

No esperes que la vida cambie, eres tú el responsable de tu vida

cambia tu forma de pensar y cambiará tu vida

Mucho ánimo

Helena Calvo

contacto@helenacalvo.com

Deja un comentario